sábado, 31 de octubre de 2009

Más que un ángel de Charlie


Ella le tiene miedo a las alturas; él es claustrofóbico. Ella vive en Nueva York; él es un inmigrante que lava ventanas, y ella una documentalista que investiga los suicidios en el metro de la ciudad de México y esto se trata de los personajes centrales de la cinta “Nómadas” dirigida por Ricardo Benet, que cuenta con la actuaciones de Lucy Liu y Tenoch Huerta.

Sin duda Lucy Liu se le conoce como una actriz de acción donde ha demostrado su habilidad en las artes marciales, en cintas como “Los Angeles de Charlie” o “Kill Bill”, pero ella es más que eso, por aceptó participar en la película mexicana “Nómadas”, filmada en el Distrito Federal y Nueva York, con un presupuesto de 1.5 millones de dólares.

Durante cinco años Ricardo Benet planeó filmar esta cinta, hasta que halló el respaldo de Sandro Halphen y su productora Goliat Films, para contar una historia “que trata de dos solitarios que se encuentran en Nueva York y que nos permite hablar del fenómeno de la migración, pero también de la migración del alma”.
Resulta un acierto que una estrella de Hollywood, como Lucy Liu le apueste a un proyecto pequeño como este, pero que se advierte de gran aliento para el cine mexicano.
“Yo soy la más afortunada de este proyecto, porque es algo diferente a lo que he hecho, además esta cinta es un poema y ha sido muy especial traer la esencia de México a Nueva York”, afirmó la actriz durante una breve conferencia que se ofreció el viernes pasado sobre el filme en la capital del país.

El talento como contador de historias de Ricardo Benet lo demostró con su ópera prima “Noticias lejanas” una intensa historia sobre la pérdida y la espera.

Ahora con “Nómadas” la expectativa es mayor y esperemos que para el 2010 podamos ver ya esta película en la cartelera nacional en internacional, pues además está filmada tanto en español como en inglés dado la naturaleza de sus personajes.

domingo, 25 de octubre de 2009

Tlalpujahua es lo de hoy


Tuve la oportunidad de asistir por cuatro días al segundo Festival Internacional de Cine Fantástico y de Terror en Tlalpujahua organizado por Mórbido, un proyecto comandado por Pablo Guisa y Miguel Marín, y puede constatar que el espacio para un festival de género ya está ganado.
Es decir Tlalpujahua, pintoresco pueblo de Michoacán, tiene los ingredientes necesarios para ser la sede de “el” festival de terror en México, primero por su preservación de estilo colonial atrapado en el tiempo, sus historias y leyendas que invitan al escalofrío. Aunque no existe un sala de cine formal, el teatro Obrero fue el lugar de las proyecciones en donde las películas se veían y se escuchaban perfectamente y eso se agradece.

Por otra parte el proyecto de Mórbido ha sabido capitalizar bien a bien este ánimo por el gusto de películas de horror y fantasía y en esta edición se pudieron ver más de 20 películas.

Una de las actividades que más sobresalieron fueron las funciones al aire libre donde se proyectaron cintas como “La loba” y “Doña macabra”, convocando a cientos de habitantes del lugar, lo que denota la gran oportunidad que reviste traer el cine a este tipo de lugares.

También el hecho de que Mórbido convoque ya a presencias internacionales como los directores Sergio Blasco, de España, Adrián García Bogliano de Argentina, Tim Luna de Alemania, o Peter Koller de Austria, evidencia el interés y el respaldo a este festival.

A tal grado es esta complicidad que García Bogliano, presentó en premier mundial su festín sangriento y demencial “Masacre esta noche” la primera coproducción entre México, a través de Mórbido, y Argentina.

Lo cierto es que las cartas están echadas, el festival va por buen camino en su proceso de maduración, pero creo que hay que atender puntos importantes como lograr una mayor participación de la localidad para que se sume a esta fiesta fílmica de género, y no se convierta en un escenario sólo para turistas.